Todo lo que debes saber sobre la carne de vacuno

En nuestro país nos gusta la carne de vacuno, y eso, se nota en las ventas. Este producto tiene muchas características específicas y elegir la mejor pieza no siempre es fácil. En Hedonia somos expertos en carnes y te contamos las características de la carne de vacuno.

En primer lugar hay que aprender a distinguir la carne tierna de la carne jugosa. Los factores principales que determinan esta característica son: la edad del animal, cuanto más mayor sea, menos tierna será la carne; la raza y la herencia: es el factor más decisivo, ya que determina la la dureza en un 60%; y el tipo de crianza, si el animal come pasto y vive en libertad la carne será más tierna.

Aprender a leer las etiquetas:

La carne de vacuno debe de tener un etiquetado comercial y de trazabilidad. En esta etiqueta verás:
-Número de crotal: identifica el animal del que procede la carne, comienza por las iniciales del país seguidas de 12 cifras como máximo. Este número es vital en el sistema de trazabilidad.
-Origen: en este tipo de carne hay que indicar el país de nacimiento, crianza, sacrificio y despiece.
-Número de matadero y sala de despiece.
-Tipo de animal: si es ternera, añojo, novillo, cebón, buey, vaca o toro.
-Categoría comercial: la clasificación se basa en la mayor o menor calidad, aparecerá un número y una letra: Extra, 1ª A, 1ª B, 2ª,… La carne con números más bajos no quiere decir que sea mala,   sino que necesitará cocciones más largas para ablandarla.

Consejor para cuando vayas a la compra:

Intenta acudir siempre a una tienda especializada, es decir, a una carnicería, en lugar de comprar la carne envasada en un supermercado. Es importante que preguntes siempre a tu carnicero ya que es un profesional de la materia que te ayudará sobre qué comprar y te dará consejos para la preparación y conservación.

En la carnicería, la carne debe estar siempre refrigerada en el mostrador o en la cámara. Las piezas que continenen vetas o bordes de grasa, no son peores, éstas contribuyen a que tengan más jugosidad y sabor; es importante que el carnicero haya cortado la pieza en dirección perpendicular a las fibras musculares para que el filete resulte tierno. Y la carne picada debe ser triturada en tu presencia.

En casa:

Una vez en casa, para la conservación guarda la carne en la parte más fría de tu frigorífico y mantén la carne en filetes entre 3 y 5 días. La carne picada como máximo 24 horas; es importante lavar la tabla de cortar despues de manipular carne cruda. E intentar evitar que los jugos de la carne caigan a otros alimentos, ya que puede estar cargada de bacterias.

Usos de la carne:

Para comer en forma de filetes las mejores piezas son el solomillo, el lomo, la babilla, la tapilla o la aguja. Para asar las más apropiadas son el lomo, el redondo o la aleta. Para hacer caldo, el costillar o la falda y para picar se usan la falda, la llana o la espaldilla.

Si quieres degustar piezas de vacuno bien cocinadas y de calidad, en Hedonia te ofrecemos una gran selección. Estamos en la calle Luis Arenas Ladislao.
¡Te esperamos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *